• Por: Fabii Lechuga

"LA IMPORTANCIA DE RECIBIR UNA BUENA EDUCACIÓN SEXUAL”

La pubertad y el desarrollo sexual son etapas de cambios constantes, donde el deseo y los impulsos sexuales dominan a una parte racional que no está del todo desarrollada. Recibir una buena educación sexual es muy importante, no solo a corto plazo, es decir, para que el adolescente supere sin riesgos sus etapas de maduración física y psíquica sino también para establecer el comportamiento sexual que tendrá el joven cuando se adulto. Durante la adolescencia, el joven está expuesto a riesgos que se deben evitar mediante medidas preventivas.

La sexualidad entra dentro de la intimidad: las relaciones sexuales pertenecen a la intimidada de las personas, por lo que no es necesario compartir los detalles sobre las mismas, a no ser que se quiera hacer. Los padres y el entorno no deben presionar al adolescente.

Desarrollo de habilidades sociales y de autocontrol: los impulsos sexuales dominan a los racionales durante la adolescencia, sobre todo al comienzo de la fase de adolescencia media (14-17 años) donde el joven ya ha desarrollado por completo sus órganos sexuales pero no el pensamiento adulto. La educación debe proveer al adolescente de conocimientos que le permitan desarrollar conductas y comportamientos sexuales correctos.

Informar: es vital dar la información necesaria al adolescente sobre los riesgos que traen las relaciones sexuales sin protección (embarazo precoz ,enfermedades de transmisión sexual, etc ) así como de los beneficios que reporta practicar sexo seguro.

11 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Twitter

Derechos Reservados © 2020 Grupo GCE Multimedios Veracruz