• Dany Sanchez

“Se estima que este año la cifra pueda superar los 8 millones de fieles en la Basílica de Guadalupe”

El milagro de la virgen de Guadalupe sigue vivo, después de su aparición al indio Juan Diego en el Cerro del Tepeyac en 1531, han pasado ya 486 años, los mexicanos demuestran agradecimiento, fervor, amor y devoción a la virgen de Guadalupe a quien piden ser mejores personas, un país justo y en paz, estabilidad laboral y salud.

“Una cobijita y unos cartones es lo único que necesitamos para llegar hasta acá”, dijo Jorge Serrano, peregrino que, sin importar las bajas temperaturas y acompañado por sus hermanos, caminaron varios kilómetros desde Tlaxcala hasta la Ciudad de México para encontrarse con la Virgen de Guadalupe.

En 2016 del 10 al 14 de diciembre más de 6 millones y medio de fieles y turistas llegaron a la Basílica de Guadalupe. Se estima que este año la cifra pueda superar los 8 millones. La fe camina de día, noche y madrugada por las calles y entradas a la Ciudad de México, con diversas caravanas que se suman a los festejos de la aparición de la Virgen de Guadalupe en el Cerro del Tepeyac.


La Basilica de Guadalupe es el segundo templo más visitado en el mundo ya que se calcula que cada año lo vistan entre 17 y 20 millones de personas. Solo detrás de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

En la zona mariana de la Basílica también se encuentra el primer templo del vértigo, se cuentan historias que hacen aún más atractivo el lugar. De la época virreinal a la época se encuentra un cementerio del lado poniente del Cerro del Tepeyac, atrás de la Capilla del Cerrito. En este cementerio descansan los restos de diferentes personalidades de la historia de México como Xavier Villaurrutia, Gabriel Mancera, Delfina Ortega primera esposa de Porfirio Díaz, Santa Anna y su esposa. Es considerada una zona de monumentos y zona histórica de la Ciudad de México.

El 12 de diciembre de 1531 la Virgen María se le apareció a Juan Diego, indígena a quien durante tres ocasiones le negaron la credibilidad de sus dichos.


Tras la prueba del ayate con rosas de castilla y la imagen de la Virgen en los siguientes años de la aparición más de 9 millones de indígenas se convirtieron al cristianismo.



Estudios científicos han demostrado que la pintura y trazo de la imagen en el ayate son humanamente imposibles de replicar. No hay trazos de pincel y se supone una imagen completa. La tilma en dónde está la imagen mantiene una temperatura promedio de. 36.4 grados Celsius. La textura de la tilma parece indestructible tras ser expuesta a fuego y al ácido. Para los mexicanos es un día de agradecimiento o de petición de lo imposible. A su manera cada peregrino visita el centro mariano y se suma a la cantidad de personas que hacen una parada obligada en la Basílica como uno de los atractivos más importantes de tinte religioso en el mundo.




1 vista
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Twitter

Derechos Reservados © 2020 Grupo GCE Multimedios Veracruz