• Redaccion GCE Multimedios

INVESTIGADORES ASEGURAN QUE EL INCREMENTO DE TEMPERATURA Y HUMEDAD EN EL MEDIO AMBIENTE PUEDEN REDU

Según una investigación preliminar refiere que incremento de la temperatura y la humedad en el medio ambiente puede reducir la vida media del coronavirus.


El reporte de una investigación preliminar del Departamento de Seguridad de Estados Unidos refiere que el incremento de la temperatura y la humedad en el medio ambiente es capaz de reducir la vida media del coronavirus.


De acuerdo con el estudio, la vida media del virus es de 18 horas a una temperatura de 21 a 24 grados centígrados con una humedad del 20% y se reduce a seis horas si la humedad aumenta al 80%, sin embargo, la comunidad científica no considera eso una esperanza para detener la transmisión del virus durante el verano.


Susana López Charretón, Viróloga, investigadora Instituto de Biotecnología, de la UNAM, dijo: “A pesar de que este es el caso para muchas enfermedades respiratorias como la influenza, que en la época de verano disminuye las infecciones por este virus, no creemos que vaya a pasar esto con el coronavirus y esto es basado en lo que hemos visto en otros países, por ejemplo Australia e Irán han estado en sus peores épocas justo en la época de verano cuando está la temperatura ambiental a 30 grados centígrados”.


Otro elemento de la investigación consiste en el papel que juega la radiación solar para desactivar al coronavirus, algo que investigadores de la Universidad de Connecticut comparten. Estos científicos publicaron un artículo aún no revisado por pares, describiendo que la luz ultravioleta se asocia con menores tasas de crecimiento de COVID-19 y es que los rayos ultravioleta tipo C del Sol, filtrados por la capa de ozono de la atmósfera, serían capaces de dañar el material genético tanto de células como de partículas virales.


Carlos Arias, virólogo, investigador del Instituto de Biotecnología, de la UNAM, señaló: “La luz UV, bajo ciertas condiciones tiene la capacidad de destruir el material genético de cualquier organismo vivo. (…) La energía de la luz UV que se utiliza para estos propósitos y la intensidad es mucho más alta que la que existe en la radiación solar. Entonces, el exponernos o el exponer al virus a la luz solar no garantiza, cuando menos en un tiempo cortó, que el virus se vaya a inactivar”.


El estudio preliminar del Centro Nacional de Análisis de Biodefensa y Contramedidas de Mariland, dependiente del departamento de seguridad interna de los Estados Unidos, refiere que los resultados de la investigación acerca de los efectos del clima sobre la actividad del virus, no justifican el ignorar la orden de quedarse en casa.

104 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Twitter

Derechos Reservados © 2020 Grupo GCE Multimedios Veracruz