Los tips de un astronauta de la NASA para enfrentar la cuarentena

Scott Kelly pasó un año viviendo en la Estación Espacial Internacional y ahora nos da tips para mantenernos en casa.

 

En un artículo de opinión para el New York Times, Kelly narró su experiencia al estar lejos de la Tierra, su hogar y su familia por un largo periodo de tiempo.

“Estar atrapado en casa puede ser un desafío. Cuando viví en la Estación Espacial Internacional durante casi un año, no fue fácil. Cuando dormía estaba en el trabajo. Cuando despertaba todavía estaba en el trabajo. Volar en el espacio es probablemente el único trabajo que absolutamente no puede dejar”.

Debido a que decenas de países están tomando medidas preventivas contra el Coronavirus COVID-19 como la sana distancia y el aislamiento social para evitar la propagación de esta enfermedad, lo dicho por este astronauta ayudará a soportar la espera.

“… ya que todos nos quedamos en casa para ayudar a detener la propagación del coronavirus. Aquí hay algunos consejos para vivir en aislamiento, de alguien que ha estado allí”.

SIGUE UN HORARIO

“En la estación espacial, mi tiempo estaba estrictamente programado, desde el momento en que despertaba hasta que iba a dormir. A veces esto implicaba una caminata espacial que podía durar hasta ocho horas; otras veces, implicaba una tarea de cinco minutos, como verificar las flores experimentales que estaba cultivando en el espacio. Mantener un plan te ayudará, a ti y a tu familia, a adaptarse a un entorno laboral y de vida diferente. Cuando regresé a la Tierra, eché de menos la estructura que proporcionaba y me resultó difícil vivir sin ella”.

 

MANTÉN UN RITMO EN TUS ACTIVIDADES

“Viviendo en el espacio, me paseé deliberadamente porque sabía que estaba en él a largo plazo, tal como lo estamos todos hoy.”

Para Scott Kelly, vivir y trabajar en el mismo lugar durante días puede hacer que el trabajo se vuelva una obsesión. Tomarse el tiempo para otras actividades como reunirse con la familia, programar una noche de cine en casa, preparar la cena y convivir con otras personas, aunque sea empleando la tecnología, será fundamental al igual que establecer un horario para dormir.

“Los científicos de la NASA estudian detenidamente el sueño de los astronautas cuando estamos en el espacio, y han descubierto que la calidad del sueño se relaciona con la cognición, el estado de ánimo y las relaciones interpersonales, todo esencial para superar una misión en el espacio o una cuarentena en el hogar”.

 

BUSCA UN HOBBY

Leer, escuchar música, aprender a tocar un nuevo instrumento, cocinar, conocer más sobre cine, buscar información sobre temas que te interesen e incluso cultivar flores (como Scott lo hizo) es una herramienta fundamental para sobrevivir al aislamiento.

“El silencio y la absorción que puedes encontrar en un libro físico, uno que no te envía notificaciones ni te tienta a abrir una nueva pestaña, no tiene precio”.

 

HAZ EJERCICIO

“No necesitas hacer ejercicio dos horas y media al día, como hacen los astronautas en la estación espacial, pero moverse una vez al día debería ser parte de su programa de cuarentena (solo manténgase al menos a 1.80 metros de los demás)”.

 

ESCRIBE UN DIARIO

“La NASA ha estado estudiando los efectos del aislamiento en los humanos durante décadas, y un hallazgo sorprendente que han hecho es el valor de llevar un diario. A lo largo de mi misión de un año, me tomé el tiempo para escribir sobre mis experiencias casi todos los días. Si te encuentras contando los eventos de los días (que, en estas circunstancias, pueden volverse repetitivos), intenta describir lo que estás experimentando a través de tus cinco sentidos o escribe sobre recuerdos. Incluso si no terminas escribiendo un libro basado en tu diario como lo hice yo, escribir sobre tus días te ayudará a poner tus experiencias en perspectiva y te permitirá mirar más adelante sobre lo que ha significado este momento único en la historia”.

 

CONÉCTATE CON LA GENTE QUE QUIERES

“Incluso con todas las responsabilidades de servir como comandante de una estación espacial, nunca perdí la oportunidad de tener una videoconferencia con familiares y amigos. Los científicos han descubierto que el aislamiento es perjudicial no solo para nuestra salud mental, sino también para nuestra salud física, especialmente nuestro sistema inmunológico. La tecnología hace que mantenerse en contacto sea más fácil que nunca, por lo que vale la pena hacer tiempo para conectarse con alguien todos los días; en realidad, podría ayudarlo a combatir los virus”.

 

ESCUCHA A LOS EXPERTOS

“Vivir en el espacio me enseñó mucho sobre la importancia de confiar en los consejos de las personas que sabían más que yo sobre sus materias, ya fuera ciencia, ingeniería, medicina o el diseño de la increíblemente compleja estación espacial que me mantenía con vida…

Especialmente en un momento desafiante como el que estamos viviendo ahora, tenemos que buscar el conocimiento de quienes más lo conocen y escucharlos. Las redes sociales y otras fuentes mal investigadas pueden ser transmisores de información errónea al igual que los apretones de manos transmiten virus, por lo que tenemos que buscar fuentes de datos confiables”.

 

DATE TIEMPO CON LA NATURALEZA

Pese a que los expertos recomiendan evitar salir a las calles en caso de que no sea estrictamente necesario, entrar en contacto con la naturaleza y con la vida, dentro de las medidas posibles, hará bien a nuestra salud mental y física.

Scot Kelly sobre su relación con la naturaleza y el aislamiento especial menciona que “una de las cosas que más extrañé mientras vivía en el espacio fue poder salir y experimentar la naturaleza. Después de estar confinado en un espacio pequeño durante meses, en realidad comencé a anhelar la naturaleza: el color verde, el olor a tierra fresca y la sensación de sol cálido en mi cara. Ese experimento de flores se volvió más importante para mí de lo que podría haber imaginado. A mis colegas les gustaba reproducir una grabación de los sonidos de la Tierra, como pájaros y árboles susurrantes, e incluso mosquitos, una y otra vez. Me trajo de vuelta a la tierra”.

 

RECUERDA QUE “TODOS ESTAMOS CONECTADOS”

 

“Visto desde el espacio, la Tierra no tiene fronteras. La propagación del coronavirus nos muestra que lo que compartimos es mucho más poderoso que lo que nos mantiene separados, para bien o para mal. Todas las personas están inevitablemente interconectadas, y cuanto más nos unamos para resolver nuestros problemas, mejor estaremos todos.

 

Uno de los efectos secundarios de ver la Tierra desde la perspectiva del espacio, al menos para mí, es sentir más compasión por los demás. Tan indefensos como nos sentimos atrapados dentro de nuestros hogares, siempre hay cosas que podemos hacer: he visto personas que leen a los niños por videoconferencia, donan su tiempo y dinero a organizaciones benéficas en línea y hacen mandados para vecinos ancianos o inmunocomprometidos. Los beneficios para el voluntario son tan grandes como para los que reciben ayuda.”

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

PUBLICACIONES
RECIENTES
Please reload

  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Twitter

Derechos Reservados © 2020 Grupo GCE Multimedios Veracruz