DIABETES, NANOTECNOLOGÍA Y MEDICINA GENÓMICA

El científico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes se declaró culpable por el delito de espionaje en Estados Unidos. Autoridades estadounidenses lo acusan de ser espía al servicio del gobierno ruso de Vladimir Putin, sin embargo, han surgido teorías sobre las razones por las que habría sido detenido relacionadas con sus hallazgos en la medicina.


Estas teorías son señaladas por el médico Hazael Matus Toledo, ex presidente municipal de El Espinal, Oaxaca —de donde Cabrera Fuentes es originario—, así como colega y amigo del científico mexicano detenido en EEUU.

En entrevista con Infobae México, Hazael Matus Toledo dijo tener suspicacias sobre el caso del científico y ve su labor como el motivo por el que fue acusado de ser espía.


Cabrera Fuentes, reconocido a nivel internacional, tiene dos doctorados, uno en microbiología molecular por la Universidad de Kazán, en Rusia; y otro en cardiología molecular por la Universidad de Giessen, Alemania. Además, ha recibido reconocimientos en varios países como Argentina, Rusia, Alemania, Corea y México, sin mencionar que hasta su captura era investigador médico en Singapur.


Además de la información sobre medicina genética, Hazael Matus Toledo aseguró que Héctor Alejandro Cabrera Fuentes había encontrado avances en el tratamiento de la diabetes y que incluso creó una crema que daba muy buenos resultados.

“En El Espinal se manejó un protocolo de estudio de una crema para diabéticos, para pie diabético [...] yo soy médico y tuve aproximadamente 300 pacientes con el protocolo y ninguna se complicó, todos de pie diabético y todos fueron a mejoría, ningún producto en el mercado hace eso”, dijo.

El amigo y colega del científico mexicano detenido en EEUU contó que Cabrera Fuentes utilizó nanotecnología para la crema contra el pie diabético y la hizo en colaboración con el Instituto de Ciencias Biológicas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.


El plan de Héctor Alejandro, contó Hazael Matus Toledo, era hacer una clínica del pie diabético en El Espinal, curar pacientes no solo de Oaxaca, sino de varios estados del país y hacer de su tierra natal una zona de turismo médico.


Sin embargo, la captura del científico mexicano paró ese proyecto. “Ahorita no se encuentra ya (la crema contra el pie diabético), me han hablado y me han dicho ‘te pago lo que sea, pero dámela’, yo no puedo, ya no hay, ya no se fabrica”, explicó Hazael Matus Toledo.


En febrero del 2019, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, participó en el lanzamiento del nuevo tratamiento para heridas epiteliales severas, el producto —dijo— fue realizado por FEMSA, el Tecnológico de Monterrey y Farmacias Yza, bajo la coordinación de Héctor Alejandro Cabrera Fuentes.

PUBLICACIONES
RECIENTES