LA LIBERACIÓN DE LUIS ENRIQUE

La responsabilidad de llevar a España a su duodécima participación consecutiva en una Copa del Mundo generó una sobrepresión en Luis Enrique que él mismo confesó cuando ofreció la lista para los decisivos encuentros ante Grecia y Suecia.


La posibilidad de ser el primer seleccionador español en no clasificar a la selección para un Mundial desde el fallido intento de Ladislao Kubala para el de Alemania 74 tensó sobremanera al preparador asturiano. Disputar la diabólica repesca, que obliga a ganar dos eliminatorias a partido único, hubiera disparado los niveles de estrés del seleccionador, los futbolistas y de la federación por la necesidad de ingresos que esta tiene.

Estos dos encuentros que han concretado el billete para Qatar 2022 han sido dos finales en las que la presión que elevó el propio Luis Enrique con sus declaraciones afloró en el segundo tiempo contra los griegos (0-1) y durante más de una hora ante los suecos (1-0). Ya con la sufrida victoria en Kosovo (0-2), se detectaron los nervios.


No ha sido casual que España haya certificado su clasificación mundialista con tres de los encuentros menos brillantes de la era Luis Enrique. “Siento que me he quitado una mochila de 100 kilos”, confesó al término del partido contra Suecia el técnico gijonés, cuyo contrato expira tras el Mundial de Qatar como cierre del ciclo que inició en septiembre de 2018.

PUBLICACIONES
RECIENTES